El Café de Puerto Rico lo trajo el capitán del navío francés de nombre Gabriel Mathieu de Clieu. Este traía tres arbustos de café en su barco y dos de ellos perecieron por falta de agua. El tercero sobrevivió gracias a que el capitán compartía su ración de agua con el arbolito. Sembrado en Martinica, pronto produjo semillas que fueron traídas a Puerto Rico, lo que dió pie a un producto que llegó a ser considerado “El Mejor Café Del Mundo”. Se comenzó a observar una expansión gradual de su cultivo desde mediados del siglo XIX, no obstante, fue en la década de 1870 cuando se desarrolló aceleradamente su producción y venta mundial.

El cultivo del café tiene la virtud de poder practticarse en casi todo tipo de fincas. Con el tiempo, los cafetales llegaron a dominar los paisajes agrícolas del interior montañoso y las exportaciones puertorriqueñas. Poco a poco el café se convirtió en el producto líder de la economía insular, rebasando a la caña de azúcar. Puerto Rico se había convertido en uno de los mayores exportadores de café en América. Esta se conoce como la “época de oro” del café en Puerto Rico.

El café puertorriqueño que brota de la tierra volcánica de la Isla se cultiva de la semilla arábica, considerada la de más sabor entre las variedades de café. Regiones tropicales como Puerto Rico proveen las condiciones más favorables para el cultivo. Las montañas altas de la Isla, algunas que exceden 3,000 pies de altura, proveen una temperatura húmeda, fresca y abundante lluvia.

En Puerto Rico el café tiene estrecha relación con nuestra personalidad y siempre la Isla ha sido reconocida por su buen café. El cafetal siempre ha sido trasfondo para las grandes transformaciones socioeconómicas y figura como escenario en nuestra novelística, teatro y música folklórica.

Hoy día en Puerto Rico hay 10,000 caficultores con igual número de fincas, 16,000 recogedores de café y 45,000 torrefactoras con sus respectivos empleados. Se estima que la producción de café en el 2008 alcanzará las 19 millones de libras.

  • El café de Puerto Rico se cultiva en las montañas del centro de la Isla desde Orocovis hasta Mayagüez, incluyendo Lares, Adjuntas, Maricao, San Sebastián, Las Marías, Jayuya, Utuado, Ciales, Yauco, Ponce y Aguas Buenas.
  • El café de Puerto Rico se siembra en los meses de verano y se cosecha desde agosto en las áreas más bajas hasta enero en la zona de altura.
  • Los frutos del café no maduran todos a un mismo tiempo. Esto se debe a que el arbusto florece varias veces durante el año.
  • Hay que realizar varios “pases” o recogidas durante la temporada de cosecha para evitar que los frutos se maduren excesivamente o se caigan.

El sabor y calidad del grano de café maduro (rojo) es muy superior al grano verde. La cosecha de granos para Café Mami consiste únicamente de granos maduros (grano rojo).

Café Mami con su exquisito sabor y aroma brinda una experiencia inolvidable al paladar. Es cosechado a diferentes alturas a través de nuestros bosques tropicales y seleccionado por nuestros recogedores de café. Café Mami, 100% puertorriqueño y 100% de primera calidad.

Referencias: Información provista por el Dpto. De Agricultura de Puerto Rico